Federico Pellicer, delegado de SECOT Aragón «La experiencia al servicio de la juventud»

Como si de una moda se tratase, este planteamiento fue cambiando. Ser joven ya no era un estigma sino el estado ideal del hombre. Aquél que pasase el umbral de una determinada edad parecía abocado a ser relevado de su puesto y abandonar la empresa a favor de las nuevas corrientes, más acordes con el devenir de los tiempos. Las prejubilaciones alcanzaban desde el personal que realizase funciones más básicas al ejecutivo y los altos cargos, pasando por los mandos intermedios.

La cuestión de la experiencia frente a la juventud parece que va a ser un episodio cíclico de nuestra sociedad. La permanencia de una u otra dependerá de las políticas de los gobiernos, de la opinión de los grupos de presión y de la influencia de la corriente social así como de los aspectos demográficos y la opinión de la UE.

Hoy hablaremos de una Asociación, SECOT, que reivindica el papel y la valía de las personas de más edad. Su vitalidad, lejos de quedarse anquilosada, sirve junto con su experiencia para asesorar a jóvenes que quieran embarcarse en la aventura empresarial. Sus conocimientos son un buen recurso para evitar futuros naufragios.

La asociación Seniors Españoles para la Cooperación Técnica (SECOT) ha sido reconocida con el premio ICO 2003 a la Institución de Asistencia Social. A lo largo de estos años ha firmado varios e importantes convenios. Destacan el ratificado con el INJUVE para ayudar a los menores de 35 años en la creación de empresas, con el antiguo IMPI para ayudar a las Pymes que están en el nivel más bajo a conseguir el nivel de Innovación Empresarial, con numerosas ONGS. Además, en el plano internacional forma parte de la organización europea ESSN (European Seniors Services Network). Su sede en Zaragoza se halla en la Cámara Oficial de Comercio e Industria, en el Pº de Isabel la Católica, 2.

Cuando Federico Pellicer fue invitado a jubilarse, no pensó que se le venía el mundo encima. Aficionado al canto lírico, podría dedicarle así más tiempo como a sus otros pasatiempos, el tenis y pasear. Sin embargo, recibió una llamada del delegado se SECOT en Aragón para formar parte de su asociación. Hoy en día, como delegado de la Asociación, se siente satisfecho con el proyecto y asesora a quienes necesitan su ayuda. Con él conversamos acerca de SECOT, sobre su idiosincrasia y funcionamiento, sobre su verdadera dimensión.

SECOT

¿Cuáles son los antecedentes de la Asociación y desde cuándo se ha implantado en nuestra sociedad?

Hay una organización mundial llamada SES (Seniors Experience Service) que se inició en los años 60 y está muy introducida en Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania y Japón, Esta sociedad agrupa a colectivos similares de diferentes países. Cada dos años se reúnen para actualizarse y compartir experiencias.


SECOT
nació hace hace 15 años, gracias a la inicitiva del Círculo de Empresarios y el apoyo del Cosenjo Superior de Cámaras de Comercio, Industria y Navegación de España y de Acción Social Empresarial y ha participado en miles de proyectos. Está declarada de Utilidad Pública desde el 27 de enero de 1995 y S.M. el Rey ostenta la Presidencia de Honor del Consejo Protector. Lentamente, se fue desarrollando en distintas provincias españolas. Ahora tenemos 20 delegaciones en toda España y una delegación en Madrid que cubre el resto de las provincias donde no estamos ubicados. En Aragón tenemos la delegación de la Comunidad en Zaragoza , en la sede la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, donde llevamos once años, una subdelegación en Huesca y otra subdelegación en Monzón (Huesca).

¿Cuáles son los objetivos principales de SECOT?

Hay dos vertientes. SECOT quiere que ese vacío que había para las personas que se jubilaban manteniendo el espíritu emprendedor, entraban en el ostracismo y no podían hacer una labor social en colectivo salvo afiliarse a diferentes Asociaciones de Voluntariado todas de gran prestigio,pero que en la mayoría de los casos no correspondía a sus deseos de transmitir experiencias de su profesión a futuros emprendedores, ahora dentro de lo que fue su profesión, tienen una nueva alternativa. Por otro lado hacer una labor social totalmente gratuita hacia jóvenes emprendedores. La experiencia nos ha hecho ver que si nosotros cuando empezamos nuestra actividad hubiéramos tenido alguien que nos guiara o que ampliara nuestros conceptos, nos hubiera ido muy bien.

¿A quiénes se dirige SECOT, a particulares con ansias de crear una empresa o a asesorar a las ya establecidas?

Nos dirigimos a los dos colectivos. Desde una persona que está trabajando y quiere montar un taller hasta una chica que está de dependienta y quiere montar una tienda. Con arreglo a los datos que nos ha facilitado le hacemos un estudio de viabilidad y les orientamos por el camino que tienen que ir. Asesoramos a Pymes, pero es condición que tengan que estar en crisis. Lo que no hacemos de ningún modo es competencia desleal a las consultoras privadas que son excelentes y cumplen una función sensacional por la que cobran sus honorarios. Siempre digo que somos una ONG que promociona empresas al objeto de que los consultores puedan tener más trabajo porque habrá más empresas. Cuando la empresa subsiste por sí sola, nuestra colaboración se limita a tutorías de mantenimiento.

{mospagebreak }Composición

¿Quiénes componen SECOT? ¿Cómo es su organización? ¿Qué es necesario para asociarse?

Para ser senior de SECOT hacía falta estar jubilado o prejubilado y haber sido empresario o haber ocupado puestos ejecutivos en empresas. Esto funcionaba así hasta el año pasado que se modificaron los estatutos y la ley permite que pueda ser socio activo de SECOT cualquier persona que quiera colaborar gratuitamente en nuestros trabajos de asesoramiento para jóvenes emprendedores y empresas en crisis.

Se distinguen varios tipos de socios. Están los socios de pleno derecho que son personas físicas jubiladas o prejubiladas que, gratuitamente, realizan acciones de asesoramiento. Por otra parte, están los socios fundadores que son personas físicas que suscribieron el Acta Fundacional del 20 de junio de 1989 y, aparte de su creación, promueven el desarrollo de SECOT. Luego hay los llamados socios protectores que son empresas que, mediante una cuota fija anual, financian a la asociación. Forman parte del Consejo Protector de SECOT, que está presidido por S.M. El Rey. También contamos con socios adheridos que son personas físicas del ámbito empresarial que sin remuneración aportan su trabajo y experiencia. Por último, están los socios colaboradores que son Instituciones, Asociaciones, Organismos y personas físicas o jurídicas que prestan su colaboración a título gratuito.

¿Cómo se financia la Asociación?

Una parte de la financiación la conseguimos gracias a las Cámaras de Comercio. Después, a nivel nacional tenemos una serie de socios protectores. El socio protector tiene una cuota fija de 6000 euros anuales. Los denominados socios activos de SECOT tenemos una cuota anual de 18 euros. Además de trabajar gratis, pagamos una cuota como cualquier ONG para que pueda tener éxito. Tenemos convenios firmados con la Administración, con INJUVE y con IPYME. Tenemos unos servicios generales con plantilla asalariada y después estamos las veinte delegaciones que ejercemos la labor voluntaria sin ninguna prestación económica. Nuestra ubicación generalmente es en las Cámaras de Comercio, si bien en otras zonas nuestras sedes están en la Confederación de Empresarios. Estamos declarados también como Institución de Asistencia Social, a nivel nacional como Institución de Utilidad Pública. El presidente del consejo rector asesor es el Rey Don Juan Carlos.

Perfiles

¿Cuál es el perfil de las personas que se dirigen a SECOT?

Normalmente, el proyecto lo tienen en mente. Lo que en un principio hacemos es orientarles para que con arreglo a unos impresos que les facilitamos, nos amplíen su idea del proyecto. En cuanto a su edad, tenemos firmado un convenio con INJUVE para personas hasta 35 años. Después, para los que sobrepasan esta edad, hay otro convenio firmado con IPYME. Luego hay convenios particulares firmados en diferentes comunidades con Administraciones Públicas. En lo referente a las estadísticas, cerca de un 30% de los que se acercan son emigrantes, el 60% de todas las solicitudes corresponde a mujeres, y el 60% son menores de 35 años.


¿Qué requisitos son necesarios para poder acudir a la Asociación?

Nos dirigimos a personas que no tengan recursos. Estamos haciendo estudios de viabilidad hacia los microcréditos que patrocina el ICO por medio de fondos europeos. Nos vienen todo tipo de personas que quieren poner un negocio y no tienen medios para pedir un aval y buscan la ayuda que podamos prestar nosotros de buscar la viabilidad del negocio, para que todas las instituciones financieras que hayan entrado en el convenio estudien la operación y decidan sobre ella. Si la idea es buena y la persona no tiene solvencia particular, la organización puede financiarle hasta un límite de 25000 euros.

¿Qué dudas son las principales que les formulan? ¿Cuáles son las consultas más representativas?

Quienes vienen a nosotros son gente con gran ilusión pero que les falta formación de tipo empresarial. Saben lo que quieren pero no cómo conseguirlo. La gente joven que hoy te viene son personas que están en el paro o que estando trabajando para terceros, ven la posibilidad de establecerse por su cuenta. Buscan la alternativa de un microcrédito para establecerse con su negocio.

{mospagebreak }Proyectos

¿Cuántos proyectos han ayudado a crear?

El año pasado de 137 proyectos se llevaron a la práctica 15, que están funcionando. Desde una tienda de modas hasta un locutorio telefónico, pasando por peluquerías, pastelerías y carnicerías. Son trabajos encaminados hacia lo autónomo.


Se dice que un gran porcentaje de las empresas españolas que nacen fracasan a los cuatro años. ¿Hacen algún seguimiento a las empresas que se crean para conocer su grado de estabilidad?

Pienso que las estadísticas son incluso peores, alrededor de un 60% desaparece a los dos años. Una de nuestras labores es conseguir que del 60% bajen al 30%. Entonces, nos consideraríamos satisfechos. En relación a la vida de las empresas que ayudamos, nosotros nos ofrecemos para hacer tutorías, por lo menos, durante el primer año o el segundo. Luego la mayor parte de estos nuevos empresarios no acuden a utilizar ese servicio. Cuando las cosas empeoran es cuando vienen. Nosotros recomendamos que participen de este servicio desde el principio.

¿Cuánto tiempo dura el asesoramiento a las personas o empresas que lo soliciten?

Desde que se coge la documentación y nos entregan su proyecto, se suele tardar 15 ó 16 días en darles el estudio final de viabilidad. Les decimos desde los pasos que tienen que dar, cómo se constituye una sociedad, a qué lugar debe ir a presentar la documentación, cuáles son los documentos necesarios para poderse establecer, hasta qué subvenciones pueden encontrar. Es decir, un informe bastante completo.

Al principio, fuimos pioneros en cuanto al asesoramiento. Pero ahora todas las Instituciones empresariales como la CREA, la Cámara de Comercio, CEPYME y SACME tienen un gabinete de estudio de viabilidad para empresas.

¿Cómo es la relación de SECOT con las organizaciones empresariales y sindicales de nuestra comunidad.? ¿Existe colaboración con ellas?

Mantenemos una relación muy buena. No pretendemos entrometernos en su labor ni hacerles la competencia. Nos dedicamos a actividades como son el impartir tutorías de cara a trabajos que han realizado ellos. Al necesitar más personal para realizarlas, nos sirve de nexo de unión para contactar con ellos

¿Existe algún proyecto que halla destacado del resto, del que se sientan especialmente orgullosos?

Hay que comprender que no nos vienen proyectos de gran envergadura. De algunos realizados hace seis o siete años, quienes acudieron a nosotros se acuerdan todavía con cariño de nuestra ayuda. Sin embargo, pienso que de todos nos sentimos orgullosos. Es lo mismo una persona que quiera poner un taller mecánico de estampación que alguien que quiera poner una tienda franquiciada. No nos podemos significar por uno u otro. Aquí el 90% somos universitarios y hay empresarios de varios sectores. Abarcamos muchas actividades. Cuando viene un tema, el gabinete técnico se lo asigna siempre a alguien que tenga experiencia en ese campo El senior que atiende un proyecto de su especialidad como pudiera ser una tienda franquiciada se muestra tan feliz como el ingeniero que hace un estudio de un taller mecánico con estudio de tiempos. Yo hago asesorías y me quedo satisfecho porque veo que transmito ilusión a quien asesoro.

¿Hay alguna parte del mercado sin explorar, que pueda acoger un tipo de proyectos novedosos? ¿Qué áreas resultan más rentables?

Pienso que lo que hay son modas motivadas por las necesidades del mercado. Por ejemplo, ahora podría ser interesante la biomasa, la energía que no fuera eléctrica o producida por el petróleo. Pero más bien, viene gente con ideas muy peregrinas a la que le hacemos sopesar los pros y los contras y desechar opciones poco reflexivas.

En cuanto a qué áreas son más rentables, resulta complicado decidir cuál. Generalmente, suelen ser las comerciales, las de servicios. Las que requieren una inversión fuerte precisan una infraestructura de la que el joven emprendedor no puede disponer.

¿Prima más la idea original y determinada o la adquisición de una franquicia para montar un negocio?

En su mayoría vienen con una idea preconcebida sobre la cual nosotros les asesoramos. Jóvenes que quieran montar una franquicia vienen pocos. Los franquiciadores les dan todo bien reflejado. Algunas veces vienen a consultarnos y que les hagamos un estudio sobre sus posibilidades de éxito.

{mospagebreak }Alternativas

¿Qué opina de la Ley de sociedad limitada Nueva Empresa? ¿Cree que favorece la creación de futuros negocios? ¿Considera la Ventanilla Única una buena oportunidad de poder tener asesoramiento?

Pienso que la Ventanilla Única desde sus comienzos hasta ahora ha avanzado mucho. Todos los organismos públicos están poniendo más de su parte. Son soluciones que antes la gente no podía tener. En alguna medida, ha significado una merma a nuestro trabajo.


La Universidad en compañía de la DGA ha inaugurado el Programa de creación de empresas, que pretende aumentar el nacimiento de éstas, en especial de las de base tecnológica, mediante el spin-off. universitario. ¿Cómo evalúa esta opción?

Valoro esa opción como muy interesante. Todo lo que sea el apoyo al emprendedor en temas que sean beneficiosos para el país es maravilloso. Creo que poco a poco van haciéndose cosas que ante no se hacían.

Valoración

Según Vicente García Mico, coordinador de Comunicación de SECOT en Valencia, “las empresas fracasan cuando el abuelo crea, el padre mantiene y el hijo destruye”. ¿Qué hay de verdad en esta afirmación?

Tiene su parte de verdad aunque no hay que caer en los estereotipos. Las empresas nacen, se desarrollan y mueren. Si el ciclo es de cien años y la empresa tenía que durar ese tiempo, suele pasar lo que él dice. Pero no siempre tiene que ser así. La empresa puede durar más tiempo y pasar a varias generaciones. Ahí tenemos el ejemplo de los Rockefeller.


Puede suceder que el envejecimiento de la población cree una nueva industria de servicios para la 3ª edad. ¿Puede su Asociación abrir un camino en el que recíprocamente las personas más mayores ofrezcan sus servicios y conocimientos a los más jóvenes e inexpertos?

Más o menos es lo que venimos haciendo nosotros. El camino ya lo inauguramos hace 16 años. Este tipo de acciones tienen una serie de gastos que hay que cubrir. Según veo, éstos tenían que estar satisfechos por los presupuestos locales o del Estado. Esos recursos son muy limitados y es necesario que se produzca una mayor presión social. España puede tener un porcentaje tan importante de personas mayores que va a haber que buscarles una alternativa para que dejen de ser un gasto para la Seguridad Social y puedan ayudar y generar riqueza. En los últimos años, se creó una ley por la cual los mayores podían seguir trabajando por encima de los 65 años, no necesariamente tenían que jubilarse. Antes se consideraba anciano a alguien de 65 años y, afortunadamente, ahora a esa edad puede ser una persona activa y con ganas de trabajar.

¿Qué opina de las prejubilaciones? ¿Es una oportunidad o un problema? ¿Acaso son una contradicción los actuales planes de prejubilación con la valía y el capital social que están demostrando los jubilados en su mayoría?

Como prejubilado que le gustaría estar en activo opino que es un retraso. Sin embargo, en el ámbito empresarial será una solución válida. Pero de hecho parece que coinciden con mi opinión de que es un retraso porque cada vez hay menos prejubilaciones, salvo en una serie de estructuras donde ha habido grandes fusiones y sobra personal.

Publicado en Empleo el 10 de mayo de 2006.