Crea una empresa en 48 horas

Las pymes en España engloban el 99,9% de las empresas. El 65% del total de las ventas nacionales es debido a ellas y generan el 64% del empleo. Pero ahí no acaba todo. En el año 2000, el 94% de las empresas españolas se hallaba dentro del ámbito denominado como microempresa, es decir, con menos de 10 trabajadores. Observando estos datos, se hacía preciso potenciar y cuidar un sector que constituye el tejido empresarial del país.

En Febrero del 2002 se reunió la Conferencia de Ministros Europeos de Pymes en Aranjuez. Se impuso la idea de simplificar los trámites burocráticos a los futuros empresarios y de escoger un tipo de sociedad que abarcase el mayor número de proyectos y que se caracterizara por su sencillez. Se destacó la importancia de las T.I.C (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) como factor decisivo para acelerar el proceso de constitución de una empresa.

El proyecto, denominado «Nueva Empresa», manifiesta un poderoso avance en el sector empresarial. Pero no debemos olvidar que si tan importante es el hecho de la creación de empresas no lo es menos la consolidación de las existentes. Conviene revisar una serie de parámetros para favorecer su estabilidad. Acciones importantes a desarrollar serían la eliminación del Impuesto sobre Actividades Económicas y, en el ámbito fiscal, el gravamen en los casos de transmisión de la totalidad del patrimonio

Para fomentar el empleo sería conveniente no computar la contratación de nuevos trabajadores en la fórmula para la determinación del rendimiento. Además, las empresas se podrían ver beneficiadas con el establecimiento de deducciones en la cuota por aumento de plantilla.

A pesar de todo y constatando lo que son algunos hechos susceptibles de mejora, las medidas adoptadas suponen un acercamiento al resto de Europa y, dentro de ella, a países tan punteros como Francia e Inglaterra. Nuevos métodos para una nueva época.

Proyecto «Nueva Empresa»

Un difícil panorama se cernía sobre todo aquel que tuviese la iniciativa de crear una empresa. Y no haré referencia all riesgo que tuviese un negocio de decaer y el fantasma del cierre asomase a su puerta. Hago mención a su inicio, a su constitución. Esperar dos meses de trámites burocráticos y rellenar 15 documentos para que el sueño de todo emprendedor viera la luz, eran obstáculos que podían disuadir de llevar a cabo la idea. A eso hay que añadir que el 53% de las nuevas empresas desaparecen en un plazo máximo de 3 años. Esto se ve reflejado en una encuesta de la Cámara de Comercio que manifiesta que el 64,6% de las empresas que se crearon entre 1998 y 2002 consideran que la presión y los trámites son los principales motivos que interfieren en la consolidación del proyecto empresarial.

Se hacía necesaria una respuesta por parte del Gobierno que corrigiese estas deficiencias. Y esta llega con el nombre de Proyecto «Nueva Empresa», dirigido especialmente a los autónomos y a las pymes que son los que mayores dificultades deben superar para conseguir un hueco en el mercado. El nuevo proyecto tiene como objetivo la creación de empresas en un plazo de 48 horas, simplificar a un solo impreso los trámites necesarios y dotar al emprendedor de un régimen societario sencillo.

Otra de las ventajas con que gozarán los futuros empresarios es el diferimiento del pago de todos los impuestos durante los dos primeros años. En este periodo no tendrán que abonar ni el Impuesto de Actividades Jurídicas, ni el de Transmisiones Patrimoniales, ni el de Sociedades ni las retenciones de sus empleados por I.R.P.F. Será a partir del tercer año de actividad y de forma fraccionada cuando se empiece a pagar la factura acumulada.

Además, pretende establecer un sistema de contabilidad simplificada, cercana a una hoja de cálculo. Para aquellas personas que quieran invertir en su negocio, pero carezcan de los conocimientos necesarios, el Ministerio de Economía ha creado la Red de Creación de Empresas. Esto supone un servicio de orientación y apoyo a las nuevas empresas. Se centrará en asuntos contables, fiscales e, incluso, en cuestiones de estrategia y expansión comercial. Podrán solicitar información de manera gratuita en las oficinas del Ministerio de Economía o en las Cámaras de Comercio.

{mospagebreak }Características

El Proyecto establece una fórmula societaria simple, extraída de los modelos de Sociedades de Responsabilidad Limitada. Con ello se pretende evitar la alta tasa de mortandad (5 de cada 10 empresas desaparecen en los cuatro primeros años), gracias a que este tipo de sociedades son las que presentan una mayor estabilidad. Mediante este modelo se garantiza la separación del patrimonio personal del empresarial, sin merma de la seguridad jurídica. Quienes se acojan a esta modalidad tendrán como denominación social los apellidos y el nombre de uno de los socios seguido de las siglas SLNE o su mención Sociedad Limitada Nueva Empresa, más un código alfanumérico.

Los socios sólo podrán serlo personas físicas y no podrán superar el número de 5 en el momento de constituirse. Se acuerda que cuando exista un único socio, éste no pueda serlo de otra empresa que adopte esta forma jurídica. Hay una limitación financiera, ya que no se admite como socio capitalista a una persona jurídica. El capital social no podrá ser inferior a 3.012 euros ni superior a 60.096 euros. Se admiten desembolsos parciales.

El Estatuto del Proyecto es flexible, ya que permite un objeto social amplio, lo que confiere al empresario la posibilidad de adoptar otra forma social en cualquier momento. Asimismo, contempla unos órganos sociales de fácil funcionamiento y convocatoria. Prevé la creación de secciones especiales en los registros mercantiles, tanto en denominaciones como en inscripciones.

Se advierte la intención de llevar de forma sencilla las obligaciones contables. El texto del proyecto de ley remite a un posterior desarrollo reglamentario. El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas está elaborando un modelo acorde con las características de las nuevas empresas. Contempla la formalización de la contabilidad utilizando un único registro. Se basa, también, en la llevanza del Libro Diario, lo que favorece la composición inmediata de las partidas.

Hay una parcela destinada al asesoramiento a los empresarios en este sistema. El Centro de Información y Red de Creación de Empresas (CIRCE) sirve de ayuda en la tramitación e inicio de actividades, siguiendo su gestión durante los primeros años. Destinados a cumplir ese cometido son los Puntos de Asesoramiento e Inicio de Tramitación (PAIT) , distribuidos por toda España. Así, el servicio PYME, la Ventanilla Única y el Área de Información del Ministerio de Economía tienen tal consideración.

Por último, cabe destacar otro aspecto importante como es el Documento Único Electrónico (DUE) . De esta manera, se reducen los formularios que deben cumplimentarse (de 15 a 1) y el número de visitas (de 8 a 2). El elemento electrónico-telemático se pone al servicio del emprendedor.

 

Ventanilla única empresarial


En un intento por estimular la creación de empresas y favorecer la celeridad en su constitución, la Administración pone a disposición del ciudadano el programa Ventanilla Única Empresarial. Fruto del acuerdo logrado por las Administraciones Públicas (Administración General del Estado, Comunidades Autónomas, Administraciones Locales) y las Cámaras de Comercio, nace este nuevo medio con la intención de franquear las barreras administrativas existentes y poner en marcha futuros negocios.

El emprendedor que quiera acercarse a la Ventanilla Única se encontrará con un servicio de orientación encaminado a asesorarle sobre aspectos concretos de su proyecto empresarial: forma jurídica, ayudas y subvenciones públicas, medios de financiación y trámites necesarios. Una vez determinados estos apartados, el programa se hace cargo de la tramitación íntegra de los procesos administrativos de constitución de la empresa.

Enlaces

Nace un nuevo tipo de empresas

“El Estatuto de la Nueva Empresa: un plan de acción para el fomento de espíritu emprendedor”

El Gobierno reduce al mínimo la burocracia para permitir crear empresas en 24 horas

Empresa nueva, impuestos viejos

La presión y los trámites fiscales, principales obstáculos para consolidar una empresa, según Cámaras

Aprobada la creación de empresas en 48 horas

Beneficios del nuevo Estatuto

La ventanilla única virtual ya está operativa para los emprendedores españoles

Ventana única empresarial

Las mil y una maneras de financiar la joven empresa

El nuevo entorno empresarial